#ASMmimandoamamá

¿Cuántas veces hemos escuchado que madre sólo hay una? Es cierto que cuando somos más jóvenes no le encontramos tanto sentido a esta famosa “dicha”, pero a medida que crecemos, maduramos y tal vez, nos convertimos en padres, nos damos cuenta de que todo lo que somos, lo somos gracias a ellas, nuestras madres.

Cuando somos pequeños adoramos a nuestras madres y lloramos a la mínima que nos separan de ellas, de adolescentes nos resentimos a ellas, a sus consejos y a sus advertencias, pero luego empezamos a valorarlas de verdad, a entenderlas y a adorarlas de nuevo…

Es cierto que uno no se da cuenta de que su nevera está demasiado vacía, su ropa demasiado arrugada y su corazón un poco más vacío hasta que no se va de casa y es en ese momento cuando echamos de menos el “coloca los cojines cuando te levantes del sofá” o el “¿vendrás a cenar esta noche?”.

Lo echamos de menos y nos acabamos acostumbrando, pero lo cierto es que también nos damos cuenta de lo mucho que las necesitamos. Las necesitamos de otra manera, pero las necesitamos. ¿Y qué tiene de raro? Ellas son las que están ahí día a día, las que nos escuchan cuando sólo necesitamos que nos escuchen, las que nos abrazan cuando sólo necesitamos que nos abracen y las que nos ponen los pies en la tierra cuando queremos ir demasiado rápido. Las madres siempre van dejar lo suyo para priorizar lo tuyo, cogerán un vuelo desde la otra parte del mundo porque te echan de menos y  lucharán para que nunca te falte de nada.

Por eso, desde ASM, queremos celebrar contigo que tenemos a las mejores madres del mundo y te invitamos a participar en el sorteo que estamos celebrando para que no se queden sin un súper regalo en su día. De la mano de “Tesoritos de moda” podrás sorprender a tu madre con los mejores complementos de moda hechos a mano. ¿Un sombrero estilo cowboy o quizás un bolso boho-chic? Entra en nuestro Facebook, pon like en la página y dinos que tesorito va más con el estilo de tu madre.

A veces nos toca a nosotros mimarlas y que se sientan tan especiales como son…

Así que no esperes a echarla de menos o a tener un problema para ponerte la chaqueta e ir a comer con ella, para descolgar el teléfono y explicarle cómo te ha ido el día o para invitarla a cenar y celebrar con ella que el domingo es su día y que tú, la quieres como a nadie.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close