¡Feliz día a todas las madres!

“¡Abrígate, que hace frío!” o “¡No llegues tarde a casa!”¿Cuántas veces habremos escuchado estas frases? Que poco caso le hacíamos y cuánta razón tenía ;)

Nuestra madre es sin duda, una de las personas más importantes en nuestras vidas. Siempre están cuando más las necesitamos para escucharnos, abrazarnos y darnos el mejor consejo en el momento más oportuno. ¡Son las mejores!

Por todas esas veces que perdimos alguna zapatilla o algún calcetín y era imposible encontrarlo, allí estaba ella con su “¡A que voy yo y lo encuentro!” Y sí efectivamente, siempre lo encontraba. Como si tuviera un localizador GPS… ;)

¿Alguna vez te has preguntado qué tipos de madres existen? ¿Y de entre todas, cómo es la tuya? Aquí te dejamos algunas de las más peculiares:

  • La madre presidenta del AMPA

Suele ser tan organizada y tan estructurada que seguramente sepa que tareas tienes para hoy sin tu ni saberlo aún. ¡Vamos, de las que no se le acaban nunca las pilas!

  • La madre GPS

¿A qué hora llegarás a casa? ¿Estarás para la cena? ¿A dónde irás y con quién? Estas son las preguntas típicas cuando avisas que saldrás con amigos. Y cuidado si no llegas a la hora que le dijiste, porque al minuto te llamará preguntado dónde estás.

  • La madre “orgánica”

Nuggets de pollo, pizza o una paradita en el Mc Donalds son algunas de las cosas más excepcionales que suelen ocurrir, y cuando suele pasar parece un sueño hecho realidad.

  • La madre moderna

Seguramente tengan un móvil mucho más nuevo que el tuyo, para mandar las típicas “selfies” a sus hijos. O es de las típicas que se pasa el día haciendo fotos para poder subirlas a Facebook o mandárselas al abuelo por Whatsapp.

  • La mamá osa

Son todas aquellas mujeres con carácter y fuertes, con instinto de protección y sin miedo ninguno. ¡Toda una Catelyn Stark! ¡Ah, y sobretodo que no les toquen sus pollitos porque si no muerden!

¡Se acerca su día especial y toca hacerlas sentir únicas, porque se lo merecen!

¿Aún no la has llamado? ¿A qué esperas? Coge el teléfono y planifica el domingo para poder celebrarlo y mimarla como toca y así demostrarle lo importante que es para ti.

¡Madre solo hay una!