Juntos podemos hacer de este mundo un lugar mejor

La solidaridad es uno de los valores humanos por excelencia. Gracias a ella logramos salir adelante, hacer grandes cosas y mantener a las personas unidas en los momentos en los que más lo necesitamos.  

Es por ello que no sólo la debemos entender a nivel individual, sino que es importante que las empresas seamos conscientes de lo mucho que podemos contribuir a hacer de este mundo un lugar mejor. Para ello es muy importante involucrar a todo el equipo humano de la compañía y hacerles partícipes de los diferentes proyectos que se impulsen a nivel interno.

Desde ASM creemos que entre todos podemos hacer cosas increíbles y, por ello, nos esforzamos para que nuestro día a día tenga también un componente social más allá de la propia naturaleza de nuestro negocio. Aquí os explicamos alguna de las iniciativas que estamos llevando a cabo este año y que nos gustaría compartir contigo:

 

  • Repartir sonrisas es nuestro fuerte. En 2014, junto a nuestros amigos de FREMAP iniciamos la campaña “Transportamos esperanza”, donde, a través de la recogida de tapones solidarios hemos podido ayudar a preciosos niños que día a día luchan contra su enfermedad.

En vista del éxito, decidimos no parar y este año seguimos con la recogida de tapones para devolverle la esperanza a Iker y a Rubén. El dinero de la campaña irá destinado a la compra de unos audífonos que le devolverán la audición a Iker y un equipamiento tecnológico para mejorar la comunicación de Rubén, un jovencito que sufre una parálisis cerebral.

 

  • Siempre repartimos desde el corazón. ASM también forma parte del proyecto “Repatim amb el cor”. El  año pasado, junto a Ecosol y Cáritas, pudimos ayudar a personas en riesgo de exclusión social formándoles sobre el proceso de mensajería, logística y transporte. Posteriormente, estas personas nos ayudaron durante el mes de diciembre, la época con más trabajo del año.

Conscientes de la importancia que tiene cuidar el medio ambiente, este 2016 hemos querido continuar con el proyecto e iniciar e iniciar un reparto ecológico de paquetes ASM junto con los mensajeros formados el año pasado. Así, gracias  Ecosol nace “el tricicle verd”, un tiriciclo eléctrico que puede transportar hasta 180 kilos de peso, que no genera emisiones de CO2 ni ruidos y que los mensajeros podrán utilizar sin dañar al medio ambiente.

Hoy queremos animarte a que aportes tu granito de arena, haz un voluntariado o participa en iniciativas solidarias que se lleven a cabo a nivel global. Con un pequeño gesto se puede cambiar el mundo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close