La familia ASM: ilusión, compromiso y orgullo de pertenencia

En cualquier empresa, la satisfacción de los empleados es fundamental para ofrecer un buen servicio a los clientes. La motivación es clave para conseguir el éxito y, por eso, los altos cargos deben hacer todo lo posible para generar un buen ambiente laboral, para que los empleados se sientan a gusto en su lugar de trabajo e identificados con los valores de la empresa.

Más allá de la propia remuneración económica, aspectos como el reconocimiento al trabajo bien hecho, la implicación de los directivos con los trabajadores o el teambuilding entre empleados pueden ayudar a que éstos permanezcan en la empresa por más tiempo, dando siempre lo mejor de sí mismos.

ASM pone en marcha todo tipo de acciones directamente dirigidas a sus empleados. Las actividades en las agencias ayudan a crear un mejor clima laboral entre los delegados y empleados que las forman. Barbacoas navideñas o en época estival, torneos de fútbol entre agencias de una misma zona o encuentros en eventos del sector.

A nivel nacional, tampoco faltan las celebraciones. Como ejemplo, el XXV Aniversario de la compañía, en 2012, que congregó a más de 700 personas de toda España: empleados  de ASM, familiares y amigos, unidos para compartir tiempo de ocio y celebrar la historia y trayectoria de la compañía.  En 2014, la Convención Nacional de ASM reunió a más de 800 personas, en Madrid, bajo el lema “ASM y Tú”.

“El Día del Mensajero” nació para acercar a los directivos de ASM a las diferentes agencias. Conocer en primera persona el trabajo de los mensajeros y las dificultades con las que se encuentran día a día, ayuda a los altos cargos de la compañía a tomar las mejores decisiones en lo que respecta a agencias y mensajeros. “Hay que dejar los despachos, salir a la calle y estar en contacto directo con mensajeros y clientes. Ésta es la mejor manera de conocer las inquietudes de las agencias, trasladarlas a servicios centrales y mejorar el trabajo de todos los empleados”, explica Juan Carlos Darriba, Presidente del Consejo de Red de ASM.

Además, hace dos años, ASM ponía en marcha la campaña “El Mensajero del Año”, para que los mensajeros de la compañía vieran reconocido su trabajo y fueran premiados por ello. La participación en esta campaña da a los mensajeros la posibilidad de ganar premios mensuales y un premio final de 3.000 euros. Pero al mismo tiempo, pueden ver como sus amigos y clientes votan su candidatura como recompensa al trabajo bien hecho.

Estas iniciativas, los programas de formación específicos y la promoción interna hacen que los trabajadores de ASM se sientan parte de un proyecto común, con superación, honestidad y orgullo de pertenencia.  Toda la familia ASM es protagonista de los éxitos de la compañía.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close