Los mensajeros navideños de la felicidad 🎄🎁

En España todos conocemos a los Reyes Magos✨ y Papá Noel🎅, nuestros mensajeros navideños, aunque según la Comunidad Autónoma en la que vivas pueden variar. Pero… ¿y en el resto del mundo? ¿Quién transporta sonrisas y alegría en lugares como Rusia, Japón o Italia? Esta semana en el #BlogASM os lo descubrimos. ¡Ho, ho, ho!

  • Ded Moroz, en Rusia

Sabemos que Papé Noel tiene la costumbre entrar por la chimenea de las casas para dejar los regalos. Pues, su pariente en Rusia, actúa un poco distinto. Hablamos de Ded Moroz (el Abuelo del Frío), un hombre alto que lleva un gran bastón, y que aparece en nochevieja, picando a la puerta de las casas para entregar los regalos a los niños que se han portado bien. Se dice que a los más traviesos… ❄¡los congela!❄Normal que los niños, al verlo, se escondan detrás de sus padres ¿cierto?

  • Hotei Osho, en Japón

Aunque en Japón la Navidad no está considerada como una festividad oficial (porque la religión principal no es la cristiana), también existe el Santa Claus oriental, un dios de la fortuna. Se llama Hotei Osho, un buda cargado con un saco lleno monedas y lingotes de oro 💰 (símbolos de prosperidad y buena suerte). Lo curioso es que, además de los dos ojos delanteros, tiene dos más detrás… 👀 ¡para vigilar a los niños!

  • La bruja Befana, en Italia

Aquello de que “todos los caminos conducen a Roma”, parece ser que en el lejano oriente no era cierto del todo. El día 6 de enero en Italia, la Bruja Befana 🔮 es la encargada de repartir los regalos🎁, aunque no tiene nada que ver con eso de “las brujas malas”. La leyenda cuenta que los Reyes Magos, en búsqueda del camino para ofrecer las ofrendas al niño Jesús, se encontraron con la Bruja Befana, que los acogió en su casa y les dio de comer🍴. Los Reyes Magos, agradecidos, la invitaron a unirse en su marcha, pero ella lo rechazó. Cuando éstos retomaron su camino, la Bruja Befana, arrepentida, quiso ir con ellos, pero ya no los encontró. Buscándolos, fue casa por casa e iba repartiendo dulces a los niños. Y de esta manera, ¡empezó la tradición!

Estéis en el país que estéis, ¿conocíais estos mensajeros navideños? ¿Sabéis alguno más? Si es así, esperamos vuestras aportaciones con los brazos abiertos en cualquiera de nuestras redes sociales. ¡Sed buenos y que os traigan todo lo que hayáis pedido!