Nuevas maneras de sorprender con tu envío

La comodidad y la rapidez son algunos de los aspectos más valorados por los consumidores a la hora de recibir su pedido. No obstante, empiezan a considerarse otros factores que influyen en los usuarios a la hora de tomar una decisión de compra o valorar el servicio de una empresa de transporte: hablamos de la experiencia de compra.

Si trasladamos la experiencia de compra en el sector de la paquetería, el protagonista es el paquete. Ya no se limita únicamente a su funcionalidad, que es de protección y embalaje, sino que los clientes esperamos algo más. Es aquí dónde las empresas tienen una gran oportunidad para crear una experiencia única e intransferible en sus envíos. Según sostienen especialistas en marketing, los empaques resultan ser canales en si mismos que pueden ayudar a promocionar una marca y generar engagement. Por ello, cada vez más empresas han empezado a invertir en packaging, ya que entienden que no se trata de una cuestión solamente de utilidad y practicidad.

Cada vez se emplean más recursos a la hora de decidir los detalles en el packaging, como pueden ser el tamaño del embalaje, el material empleado, el color, etc. Cualquier detalle, por muy insignificante que pueda parecer, resulta ser decisivo cuando nos referimos a la experiencia de marca ya que, el envío de un paquete, es la única manera que tienen muchas compañías de conectar directamente con su cliente.

Los hábitos de consumo han evolucionado y las marcas buscan adaptarse a las nuevas necesidades que están revolucionado el mercado. Las empresas de paquetería también tienen un reto entre manos, ya que deberán colaborar y generar sinergias para ofrecer una experiencia completa de marca. La idea es proporcionar un cierto valor añadido a los productos a través del embalaje y esto pasa por considerar aspectos como la caja (elemento primordial), el papel, stickers, cinta o alguna sorpresita en el interior. Además, debemos tener en cuenta el precio, otro factor determinante.

Y a ti, ¿te han sorprendido alguna vez con un packaging original? Nos encantaría descubrir vuestras experiencias y, de esta manera, coger alguna idea ya que, a lo mejor, algún día os encontraréis con alguna sorpresa en el interior de un paquete ASM