Olympo

No pudo ser. Madrid vio como su sueño olímpico se le escapaba una vez más. En esa carrera agotadora de organizar el evento más importante de la historia del deporte cada cuatro años, la capital española esta dejándose el alma para conseguir el beneplácito de los dioses, léase miembros del  COI.

Citius , altius, fortius… el lema que el varón Pierre de Coubertin, hizo  suyo, inspira a todos aquellos que tienen la meta del triunfo como su máximo objetivo.

En ASM nos va lo de Citius , en lo que a rapidez se refiere y lo de fortius en cuanto que somos más fuertes, si somos más y mejores.

El éxito, el triunfo, es lo que genera admiración, pero ganar, ganar siempre ganan unos pocos. El secreto del espíritu olímpico es participar, luchar primero contra tus propios  límites y después competir con los demás. Si llega la victoria bienvenida, sino el mero hecho de intentarlo es una victoria en si misma.

Todos los días en ASM batimos récords, más envíos, más entregas, más contactos con Clientes, mejor servicio, más atención, más seguridad. Los deportistas olímpicos y sobre todo los que consiguen medallas, son reconocidos y admirados. Modelos a seguir por ese esfuerzo continuado  y habilidades innatas o adquiridas que les hacen ser casi súper-hombres o súper-mujeres con poderes especiales  y  que se han ganado su sitio en el Olympo.

Y pegarse casi mil kilómetros cada día haciendo rutas…?, o mover miles y miles de paquetes en plataformas, coger más de cien llamadas telefónicas al día, visitar cinco o, diez Clientes al día, revisar , actualizar , diseñar nuevos programas informáticos, hacer 90, 100 entregas cada día y otras tantas recogidas. Coordinar equipos, gestionar la expansión, comunicar… en definitiva competir cada día en un mercado cambiante y exigente, todo eso merecería medallas…?

Son algunas de las tareas cotidianas que realizan cada día los miles de profesionales que realizan sus olimpiadas en ASM. Las medallas no son de oro, plata o bronce. Son una sonrisa, un abrazo y un mañana más.

Por eso este pequeño homenaje a todos los que dejan su impronta en mejorar la calidad de servicio y que los aros olímpicos vayan adquiriendo un tono fucsia.

Lo de Altius tiene que ver con intentar llegar lo más alto en tus limites. Y en ASM estamos trabajando en ello cada día. Equipos de personas que saben que el secreto para posicionar a la marca en el lugar que le corresponde del podio, no es otro que la lucha constante por la mejora contínua. Sólo de esa forma podemos conseguir que nos admiren  y nos reconozcan. En nuestro caso nuestros dioses no son los miembros del COI, sino alguien mucho más exigente… nuestros Clientes.

Paco Sosa

Relaciones Institucionales

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close