Recogemos tapones, transportamos esperanza

Un simple gesto, como separar y guardar los tapones de plástico puede devolver la esperanza a aquéllos que más la echan en falta. Echa la vista atrás, ¡no tan lejos!, basta con que vuelvas a la hora del desayuno: el brik de la leche o el del zumo de naranja, la garrafa de plástico o el botellín de agua que echas al bolso cada mañana… Miles de toneladas de plástico se acumulan cada año en España.

En ASM hemos decidido dar un uso mejor a los tapones de plástico. Por eso, en 2012 iniciamos la campaña “Transportamos Esperanza”. Junto a los amigos de FREMAP, recaudamos miles tapones solidarios, cuyo reciclaje nos permitió donar casi 6.000 euros a las familias de Alba y de Nacho, dos niños preciosos que luchan día a día contra su enfermedad.

En 2014, con el primer objetivo cumplido, continuamos la campaña con nuevos proyectos. Entonces, ¡la solidaridad de la gente nos volvía a sorprender! Un total de 73.220 kg de tapones que nos permitían donar más de 14.500 euros, repartidos a partes iguales a las familias de Eyal y de Alvarito. Álvaro necesitaba ayuda para comprar un elevador, que mejoraría su calidad de vida. Por su parte, Eyal sufre de “Histiocitosis” y el dinero fue destinado íntegramente al Proyecto Histiocitosis del Hospital Sant Joan de Déu, que investiga la enfermedad del pequeño.

¡Este año vamos a por más! Con el firme convencimiento de que entre todos podemos hacer grandes cosas, este año nos involucramos en nuevos proyectos. Cualquier persona puede llevar los tapones a su agencia ASM más cercana, donde se recogen y se envían semanalmente a la sede central de ASM, en Coslada. Desde allí, se trasladan a las plantas de fundición, recaudando los fondos necesarios para sacar adelante los nuevos proyectos.

Iker, de siete años, padece una hipoacusia neurológica que no le permite escuchar con normalidad. El dinero de la campaña irá destinado a la compra de unos audífonos que le devolverán la audición. Por otro lado, el jovencito Rubén sufre una parálisis cerebral que le impide hablar correctamente. En este caso, un equipamiento tecnológico instalado en su silla de ruedas mejorará radicalmente la comunicación de Rubén.

Estos niños luchan día a día; con una sonrisa hacen frente a las dificultades de su vida. Y tú puedes ayudarles con un simple gesto. Junta en una bolsa los tapones de esas botellas de plástico que ya no necesitas y llévalos a cualquier agencia ASM, seguro que tienes una muy cerca de ti.

¡Juntos somos imparables!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close