Rutas ASM: Descubriendo los faros de Menorca

Agosto es sinónimo, para la gran mayoría de nosotros, de vacaciones, y Menorca es uno de los destinos preferidos y más concurridos. No solo por las salvajes playas del norte o paradisíacas del sur, por la gastronomía, o por los rincones encantadores de los pueblos, sino también por los faros.

En este blog de Rutas ASM os queremos revelar algunos de los faros más bonitos que esconde la isla.

Faro de Cavallería

Empezamos nuestra ruta por el norte en una de las paradas obligatorias: el faro de Cavallería. El camino hasta allí ya es toda una aventura: carretera estrecha, llena de piedras y con invitadas sorpresa: cabras salvajes. Depende del día del año se pueden encontrar cientos de cabras pastando por los alrededores, una de las imágenes más melancólicas que te regala la isla. Acabar el día viendo la puesta de sol y disfrutando de los colores del cielo desde el faro después de haber pasado la mañana en Platja de Cavallería o Cala Pregonda, es el plan perfecto.

Faro de Punta Nati

Siguiendo la carretera hacia el oeste, nos encontramos el Faro de Punta Nati, el mejor punto de la isla para disfrutar de la puesta de sol. El paisaje tiene muy poca vegetación porque es uno de los sitios donde más se siente el viento de Tramuntana así que, ¡no olvides de llevarte un jersey! Además, y aunque está muy cerca del centro de Ciutadella, es uno de los mejores sitios para contemplar las estrellas una noche despejada.

Faro Illa de l’Aire

En el sur de la isla encontramos la minúscula isla de l’Aire que esconde uno de los faros más altos de Menorca, donde solo podrás llegar en barco o, si eres un valiente y deportista, nadando. Si quieres disfrutar de unas horas sin mucha gente alrededor, este es tu sitio. Pero, ¡ojo no te marees subiendo los 165 escalones de la escalera de caracol!

Faro de Favaritx

Por último, y para acabar de dar la vuelta a la isla, nos encontraremos el Faro de Favaritx, en el noroeste de Menorca. Se encuentra dentro del parque Natural de s’Albufera del Grau y, desde las salvajes calas de Tortuga o Presili (donde solo podrás llegar caminando), disfrutarás de una preciosa imagen del faro.

Así que si este verano vas a Menorca, ¡no te pierdas ninguno de estos faros! Son paradas obligatorias y seguro que te van a fascinar. Ya nos contarás ;)